Las vacunas de los dos meses

martes, 5 de julio de 2016



Al nacer, nuestros hijos reciben unas dosis de vacunas que los mantendrán inmunes a ciertos riesgos hasta los dos meses, es por esto que nuestros cuidados en los primeros meses de vida deben ser extremos. Descansamos cuando llega el día 60 de vida de nuestro bebé, y lo hacemos porque es tiempo de vacunas, es tiempo de inmunidad. 

En Uno Más Uno Tres preparamos una serie de 'tips' para que la jornada de vacunación sea satisfactoria para los padres y poco traumática para el bebé.


1. Dar Acetaminofén antes de aplicar las vacunas.

En países como Colombia se maneja el acetaminofén para niños con el nombre de "Dolex Niños", no olvides consultar en tu país o región cuál es el adecuado para bebés de dos meses, así como la dosis a suministrar, esta muchas veces dependerá del peso.

2. Calmarse. 

Suena básico pero es algo que todos los padres debemos tener en cuenta. Es inevitable que nuestros bebés sientan dolor en esta experiencia, pero no debemos olvidar que es algo que les hará bien, es un camino que tienen que transitar, no les hará mal conocer que el dolor físico también hace parte del la vida.

3. Aliméntalo después.

A la hora de vacunar nuestro bebé debe tener el estómago vacío, esto con el fin de que ellos reciban la dosis oral sin complicaciones. Además brindarle su alimento después ayudará a calmarlo.

4. Cuidado con las alarmas.

La enfermera o personal encargado de vacunar al bebé debe dar una breve charla a los padres indicando todas las reacciones que puede ocasionar las vacunas en el cuerpo de nuestro pequeño/a. Así que presta mucha atención y sigue estos cuidados en casa durante los 10 días posteriores a la vacunación.

Fiebre: Si tu bebé tiene temperatura mayor a 38°C y ésta no desciende con la dosis adecuada de acetaminofén o con un baño refrescante se debe acudir al médico.

Diarrea: La deposición del bebé será más líquida de lo habitual, si ves sangrado el bebé requerirá atención médica. 

Llanto prolongado: Es normal que el bebé esté más consentido de lo habitual, pero su llanto se convierte en alarma cuando supera las 3 horas de manera consecutiva.

5. Calma su dolor.

Coloca compresas de agua fría cada hora para disminuir la hinchazón.

6. Doble dosis de amor.

Tu bebé necesitará todos los cuidados y el amor de sus padres, trata de que tu dosis de cariño sea más grande que el dolor.

¿Y tú cómo manejas el tema de la vacunación con tus bebés?


No hay comentarios:

Publicar un comentario