El baño del bebé, paso a paso

jueves, 23 de junio de 2016


El baño de los bebés es una experiencia intimidante para todos los que se estrenan como nuevos padres, nuestros bebés son muy frágiles y no sabemos cómo llevar a cabo dicho acto. De una manera adecuada, el baño puede convertirse en un momento único entre padres e hijos, en Uno más uno tres hemos preparado una guía para que esto sea así.


Preguntas iniciales.

¿Cuándo puedo bañar a mi bebé por primera vez?

Cuando su cordón umbilical haya caído, esto puede suceder entre 8 y 15 días después del nacimiento.

¿Con qué frecuencia debo bañar a mi bebé?

Existen diversas posiciones en torno a este tema, los pediatras recomiendan que sea a diario, nosotros también.

¿Puedo usar jabón y shampoo para bañar a mi bebé?

Sí, pero tienen que ser neutros. Más adelante verás nuestra recomendación en torno a estos productos.

Adecuar el entrono.

La comodidad del entorno es esencial para llevar a cabo un baño satisfactorio, podemos ubicar la tina encima de nuestra cama para realizar el aseo del bebé.

Temperatura del agua.

'Quitar el hielo' es la expresión que se suele utilizar para describir la temperatura adecuada que debe tener el agua. Podemos probar utilizando el codo o un termómetro, el líquido tendrá que estar a unos 38°C, pero no te compliques, basta con el sentido común para saber cuándo el agua está lista.

Precauciones.

- Antes de comenzar el baño, debemos colocar unos tapones en los oídos del bebé (podemos hacerlos con algodón). 

- Nuestro bebé se enfrentará a una experiencia nueva, es probable que llore al principio, ¡no te preocupes!, todo pasará.

- Antes de ingresar el bebé al agua es pertinente abrazarlo unos cuantos minutos, brindarle nuestro calor, que se sienta protegido.

Baño, paso a paso:

1. Sosteniendo al bebé con el brazo derecho, lo bajamos despacio hasta que haga contacto con el agua. Para que no se sienta indefenso déjalo que agarre tu dedo índice con su manita.

2. Limpiamos su cara suavemente con un algodón humedecido.

3. Nos aseguramos de asear cada uno de los pliegues que tenga el bebé en la piel, estos puntos son muy propensos a albergar demasiado mugre.

4. Enjabonamos el cuerpo de nuestro bebé (por delante y por detrás), se aconseja utilizar jabones neutros, estos pueden ser de la línea para bebés de Natura. (Si nuestro bebé tiene pelo también podemos utilizar el shampoo de la misma marca).

5. Tras haber enjabonado y aplicado el shampoo, enjuagamos al bebé.

6. Durante todos estos pasos es importante hablarle y sonreírle a nuestro bebé, esto le creará un ambiente cómodo y de gozo. Si no eres de hablar puedes tener una 'playlist' exclusiva para este momento.

7. Tras haberlo enjuagado, envolvemos a nuestro bebé en una toalla,  es importante que no pierda calor antes de vestirle. Nos debemos asegurar de secar bien todos sus pliegues con el fin de que estos no adquieran mal olor.

8. Cuando lo hayamos vestido podemos amamantarlo y aplicar alguna fragancia en su ropa, y sí, Natura también tiene una colonia para bebés.

Si repetimos esto día a día al cabo de un par de semanas nuestro bebé se sentirá completamente a gusto con su rutina de baño. 

Ya lo saben, el aseo de nuestro bebé es un ritual que nos permite crear vínculos muy fuertes, es algo que se tiene que hacer con mucha dedicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario