Soy papá, ¿Qué hay que hacer?

viernes, 10 de junio de 2016



Ser padre implica una dosis de responsabilidad y compromiso que no muchos hombres están dispuestos a aportar. La tradición deja caer todo el peso del cuidado del bebé sobre la madre y deja al padre en una zona de confort que no es muy saludable para su nuevo rol dentro de la familia.

Varones, aquí les dejaré un listado de cosas en las cuales podemos colaborar, una especie de guía que no nos haga ver tan inexpertos a la hora de actuar.

Trasnochar a la par.

Hacerles sentir que no están solas será el mejor aliciente para nuestras esposas. Si ella lacta acompáñala en las noches mientras lo hace, si no, colabora con darle biberón al bebé.

Cambiar el pañal.

Este noble arte no requiere una maestría ni largos años de estudio. Aprenderás viendo a tu esposa cambiar al bebé, esto no te tomará mucho tiempo, así te podrás encargar de esta tarea cuando tu esposa requiera descanso.

Bañar.

Por lo general, los bebés toman el primer baño cuando el cordón umbilical se cae, esto puede tomar entre 8 y 14 días. Nada es más emocionante que bañar al bebé, eso reforzará los lazos y hará de esta tarea un verdadero ritual entre padre e hijo.

Ser paciente.

Ante todo la paciencia. Tanto tu esposa como tu bebé pondrán a prueba tu cordura mental, y no es para menos, ellos son los que más atención necesitan. Aprenderás a conocer a tu bebé con el paso de los días, tu esposa nivelará sus hormonas de a poco, pero mientras esto sucede tendrás que sacar el varón de cabeza fría que llevas dentro.

La lista de consejos sería inmensa, pues ser padre es una labor que siempre tiene tareas nuevas, sin embargo estas pautas servirán a muchos que desean no sentirse tan solos y desubicados en esta nueva etapa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario